domingo, 17 de septiembre de 2017

El nuevo curso en Aragón

Estos días de inicio del nuevo curso escolar, van saliendo en los periódicos algunos datos relevantes:

Nuevas aulas en dos institutos: Valdespartera y La Puebla de Alfindén.
Más aulas bilingües
175 000 alumnos en Aragón.
Más de 48 000 alumnos de Secundaria
14 500 alumnos de Bachillerato
2 500 de FP básica
23 000 de FP de grado medio y superior
Unos 28 000 estudiantes matriculados en la Universidad de Zaragoza.

Supongamos unos 7 000 alumnos en 2º Bachillerato. Veamos, en junio se presentaron a la EVAU unos 5 800 alumnos en todo Aragón. Aprobó el 97%, más o menos.

En septiembre, se presentaron casi 1 000 alumnos. Aprobó un 87%, diez puntos menos que en junio.

En resumen, alumnos de 2º Bachillerato: si hacéis bien el curso, si aprobáis vuestro Bachillerato, y con buena media, la EVAU es un paseo.

¡A por ello!

miércoles, 13 de septiembre de 2017

La otra generación del 27, según Manuel Vilas

Nuestro antiguo compañero en las tareas docentes del Avempace Manuel Vilas ha publicado un artículo en El País sobre la Generación del 27 que conviene conocer:

Manuel Vilas: "La generación del 27 está en obras"

viernes, 8 de septiembre de 2017

"La Belle Époque"

Por "Belle Époque" entendemos los años de paso del siglo XIX al siglo XX, 35 años de paz que terminan en 1914, cuando empieza la Primera Guerra Mundial. En Francia comienza en 1871, tras la guerra franco-prusiana, que terminó con la victoria de Bismarck sobre el ejército francés y precipitó la caída de Napoleón III y su Segundo Imperio.

Durante unos años, se vive una época de expansión imperialista (colonialismo), se hace la Exposición Universal de 1900 en París, todo parece ir bien, pero... El estilo Belle-Époque es recargado y decorativista como, por ejemplo, en Zaragoza, el Gran Hotel. Ejemplos:




miércoles, 6 de septiembre de 2017

Preguntas y respuestas

Warren Berger, periodista y escritor norteamericano, dijo una vez:

"Los profesores suelen valorar mucho las buenas respuestas de sus alumnos, pero suelen valorar menos las buenas preguntas, y deberían hacerlo".

Mallory y el Everest

George Leigh Mallory (1886-1924) fue un famoso escalador británico. Escaló muchas cumbres, intentó escalar el Everest en tres ocasiones y en la tercera falleció. Cuando un periodista le preguntó por qué ponía tanto empeño en escalar montañas, simplemente respondió:

"Porque están ahí"

martes, 5 de septiembre de 2017

La educación y los niños

Repasando unos apuntes de una charla del gran gramático Ignacio Bosque, encuentro estas agudas observaciones que transcribo aquí:

Los niños pequeños hacen grandes preguntas:

  • ...¿Por qué no se caen las nubes?
  • ...¿Por qué es salada el agua del mar?
  • ...¿De qué está hecho el arco iris?
  • ...¿Por qué el cielo es azul, y no de otro color?
  • ...¿Por qué tú me puedes hacer cosquillas a mí, pero yo no me las puede hacer a mí misma?

...hasta que empiezan a ir al cole.


"Es casi un milagro que la curiosidad de las personas sobreviva a la educación que reciben" (Albert Einstein)

domingo, 3 de septiembre de 2017

"Le gens de mon pays", de Gilles Vigneault

"Le gens de mon pays" es una de las canciones más populares del cantante quebequés Gilles Vigneault, se ha convertido en una suerte de himno nacional, dedicado al pueblo y sus gentes sencillas y buenas.


Les gens de mon pays
Ce sont gens de paroles
Et gens de causerie
Qui parlent pour s´entendre
Et parlent pour parler
Il faut les écouter
C´est parfois vérité
Et c´est parfois mensonge
Mais la plupart du temps
C´est le bonheur qui dit
Comme il faudrait de temps
Pour saisir le bonheur
A travers la misère
Emmaillée au plaisir
Tant d´en rêver tout haut
Que d´en parler à l´aise

Parlant de mon pays
Je vous entends parler
Et j´en ai danse aux pieds
Et musique aux oreilles
Et du loin au plus loin
De ce neigeux désert
Où vous vous entêtez
A jeter des villages
Je vous répéterai
Vos parlers et vos dires
Vos propos et parlures
Jusqu´à perdre mon nom
O voix tant écoutées
Pour qu´il ne reste plus
De moi-même qu´un peu
De votre écho sonore

Je vous entends jaser
Sur les perrons des portes
Et de chaque côté
Des cléons des clôtures
Je vous entends chanter
Dans ma demi-saison
Votre trop court été
Et mon hiver si longue
Je vous entends rêver
Dans les soirs de doux temps
Il est question de vents
De vente et de gréements
De labours à finir
D´espoirs et de récolte
D´amour et du voisin
Qui veut marier sa fille

Voix noires et voix durcies
D´écorce et de cordage
Voix des pays plain-chant
Et voix des amoureux
Douces voix attendries
Des amours de village
Voix des beaux airs anciens
Dont on s´ennuie en ville
Piailleries d´écoles
Et palabres et sparages
Magasin général
Et restaurant du coin
Les ponts les quais les gares
Tous vos cris maritimes
Atteignent ma fenêtre
Et m´arrachent l´oreille

Est-ce vous que j´appelle
Ou vous qui m´appelez
Langage de mon père
Et patois dix-septième
Vous me faites voyage
Mal et mélancolie
Vous me faites plaisir
Et sagesse et folie
Il n´est coin de la terre
Où je ne vous entende
Il n´est coin de ma vie
A l´abri de vos bruits
Il n´est chanson de moi
Qui ne soit toute faite
Avec vos mots vos pas
Avec votre musique

Je vous entends rêver
Douce comme rivière
Je vous entends claquer
Comme voile du large
Je vous entends gronder
Comme chute en montagne
Je vous entends rouler
Comme baril de poudre
Je vous entends monter
Comme grain de quatre heures
Je vous entends cogner
Comme mer en falaise
Je vous entends passer
Comme glace en débâcle
Je vous entends demain
Parler de liberté

lunes, 28 de agosto de 2017

"No tinc por", el lema contra el terrorismo


Estos días estamos oyendo mucho la expresión "No tinc por", "No tengo miedo", acuñada en Cataluña para luchar democráticamente contra el terrorismo.

Desde el punto de vista filológico, nos planteamos de dónde viene esa palabra, "por", que en español traducimos por "miedo". ¿De dónde viene la "p"?

Si pensamos en el francés, "peur", o en el italiano, "paúra", ya encontramos algún parentesco. Curiosidad: en francés, la palabras es femenina, "la peur". Una prueba más de la arbitrariedad del lenguaje, que decía el lingüista ginebrino Ferdinand de Saussure, autor del célebre Cours de linguistique générale y padre de la lingüística moderna, pues la atribución de género gramatical a los sustantivos abstractos es puramente convencional, se rige por el consenso lingüístico entre los hablantes de la misma lengua, no responde a ninguna necesidad intrínseca de la palabra.

Vayamos a los diccionarios etimológicos, a ver de dónde procede la famosa "p": la palabra catalana "por" aparece en el siglo XII y deriva del término latino pavor, -ōris, en catalán antiguo (todavía próximo al étimo original romano), paor, derivado del verbo latino pavēre  'temblar, estar asustado'. Ya más claro, ¿no?

Entonces, ¿por qué en castellano usamos "miedo" en vez de "pavor"? Volvemos al diccionario etimológico y hallamos que la palabra proviene del latín metus, miedo, y que es exclusiva del castellano y del gallego-portugués, medo, pues las otras lenguas romances usan el cultismo pavor, en lugar del étimo patrimonial metus.

La palabra ya aparecía en castellano en el Poema de Mio Cid, del siglo XII: "Non hayades miedo", "ovieron miedo", etc.

Como vocablos derivados de la palabra patrimonial miedo tenemos en castellano: amedrentar, medroso, miedoso...

Terminamos recordando la diferencia entre palabras cultas y palabras patrimoniales. Las primeras son las que presentan una forma similar a la latina, casi sin adaptación: álbum, referéndum. Las patrimoniales son aquellas que han adaptado su forma a las exigencias fonético-articulatorias de nuestra lengua: foliam > hoja. A veces, tenemos palabras cultas y patrimoniales que proceden del mismo étimo latino. Entonces se producen los llamados dobletes. Ej.: ministerium > ministerio (cultismo) y menester, mester (palabras patrimoniales).

lunes, 21 de agosto de 2017

"Bolardo", una palabra tristemente de moda


En estos días tan duros, después de los terribles atentados de Barcelona y Cambrils, una palabra que oímos con frecuencia es "bolardo": hay que poner "bolardos" por aquí, hay que ponerlos por allá.

¿Y qué son los bolardos? Pues sencillamente, según la Wikipedia, son "los postes de pequeña altura, fabricados en piedra o en metal, ya sea aluminio fundido, acero inoxidable o hierro, que se anclan al suelo para impedir el paso o el aparcamiento a los vehículos".

Hasta ahora, formaban parte del mobiliario urbano y se usaban principalmente en hileras para evitar que los vehículos aparcaran en el espacio público en las aceras, o para que no penetraran en una zona peatonal. También había comercios que los instalaban ante sus escaparates debido al peligro de robo por "alunizaje".


Pero como la barbarie humana para ir en aumento, ahora son también los bloques de hormigón dispuestos en las zonas peatonales para evitar la entrada de vehículos a toda velocidad con intenciones terroristas.

Hasta ahora, existían algunos tipos de bolardos según su uso:

Fijos: empotrados directamente en el suelo.

Extraíbles: de quita y pon, para abrir o cerrar paso en determinadas zonas urbanas.


Retráctiles: Pueden ocultarse en el suelo mediante un mecanismo hidráulico y permitir así el acceso a la vía. Se usan por ejemplo para permitir el paso de taxis, autobuses y vehículos autorizados a determinadas zonas.

Antialunizaje: Especialmente diseñados para la protección de locales.

Iluminados: para facilitar su visibilización nocturna.

Vegetales: de intención ornamental, además de impedir el paso.


Ahora abría que añadir una nueva categoría: Antiterroristas: diseñados especialmente para evitar acciones de terror.


sábado, 19 de agosto de 2017

El latín y la modernidad

Desgraciadamente, desde el punto de vista histórico, el latín se ha vinculado más a los movimientos regresivos que a los progresivos.

Me explicaré: en principio, el latín era la lengua de la Corte, no del pueblo, si bien los movimientos en favor de las lenguas romances vinieron también de la realeza. En España, Alfonso X el Sabio (siglo XIII) impuso el castellano como lengua de la cancillería. En Francia, por ejemplo, en 1539, el rey Francisco I impuso las ordenanzas de Villers-Cotterets que imponían el francés por delante de cualquier otra lengua.

En cuanto a la Iglesia, hay que recordar con qué denuedo luchó para que las Sagradas Escrituras no fueran traducidas a las lenguas romances, solo podía decirse la misa en latín, obligando al pueblo a repetir como los papagayos unas oraciones que no entendían. Es proverbial el caso de fray Luis de León, que fue a la cárcel cinco años por traducir al romance el Cantar de los Cantares, uno de los libros bíblicos. Erasmo de Rotterdam defendió que el pueblo debía acceder a los textos sagrados en la lengua que entendía, Lutero tradujo la Biblia al alemán, etc. Es decir, los disidentes y herejes son los que apostaron por las lenguas romances, frente al monopolio del latín y su interpretación, que se reservaban los clérigos. El Concilio de Trento, promovido por el emperador Carlos V, estableció un índice de libros prohibidos para mantener las cosas como estaban (o sea, en latín y entendidas por unos pocos privilegiados).

Por otro lado, en las ciencias también se mantenía el latín. Descartes, Newton, los sabios de las ciencias, la filosofía, las matemáticas..., tenían que publicar sus obras en latín. En el caso de los médicos, como vemos en obras como El médico a palos o El enfermo imaginario, de Molière, o Knock ou le triomphe de la médécine, de Jules Romains, tienen fama de matasanos, se ve que sabían mejor el latín que su oficio cirúrgico, eran unos charlatanes con ínfulas cultas que cobraban por dejar al enfermo peor de lo que estaba. Incluso Charles Perrault, en el cuento "Peau d'âne", "Piel de asno", se hace cargo de este tópico:

"Or le Ciel...
Permit qu'une âpre maladie
Tout à coup de la reine attaquât les beaux jours.
Partout on cherche du secours;
Mais ni la Faculté qui le grec étudie
Ni les charlatans ayant cours,
Ne purent tous ensemble arrêter l'incendie..."

("O el Cielo... / permite que una áspera enfermedad / de golpe ataque los bellos días de la reina. / Por todas partes se busca el socorro; / pero ni la Facultad que estudia el griego / ni los charlatanes con cursos / pudieron todos juntos parar aquel incendio")

En definitiva, la enseñanza en latín se convirtió en un rasgo de antigüedad, de arcaísmo, de freno de la modernidad. Las nuevas ideas científicas y filosóficas tuvieron que abrirse paso haciéndole hueco a las lenguas vulgares, porque el latín se había convertido en el lenguaje oficial del conservadurismo y la reacción: la Iglesia, los escolásticos, los científicos anticuados son los que querían perpetuar su preeminencia.

Hoy día, que la modernidad parece consistir en cargarse las humanidades, y especialmente las lenguas y culturas clásicas, a los que somos amantes de las letras nos gustaría que en los sistemas educativos y en la sociedad hubiera más sitio para el latín. Pero durante muchos siglos fue al revés: era el latín el que cerraba el paso a la innovación.

Paradojas de la vida.

Bibliografía:

  • Titter, Jean-Louis, Histoire de la langue française. Paris, Ellipses, pp. 64-69.